Remedios naturales

DIY: ACEITE DE OLIVA para crear tu propia ampolleta natural y hacer crecer el cabello en 1 semana

Alarga tu melena con esta ampolleta mágica y fácil de hacer.
miércoles, 17 de enero de 2024 · 09:00

¿Quieres una melena de impacto sin salir de casa? ¡Te contamos el secreto! Todo lo que necesitas está en tu propia cocina: aceite de oliva y romero. Con estos ingredientes comunes, podrás crear una ampolleta casera y transformar tu cabello de corto y reseco a largo y brillante en tan sólo una semana.

ACEITE DE OLIVA Y ROMERO
El aceite de oliva y romero son lo mejor para el cabello
Foto: Freepik

Un dúo poderoso que restaura el cabello por completo

El romero, conocido por sus propiedades estimulantes, mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que favorece el crecimiento del cabello. Por otro lado, el aceite de oliva, rico en antioxidantes y ácidos grasos, nutre profundamente el pelo, proporcionando fuerza y brillo.

Al conocer las bondadosas propiedades de este dúo de ingredientes, te animamos a que pruebes esta receta fácil y sencilla para disfrutar de sus resultados.

Preparación:  

  1. Mezcla en la licuadora las hojas de 2 ramitas de romero con medio vaso de agua
  2. Con un colador filtra la mezcla para extraer el jugo 
  3. Vacía el jugo en frascos pequeños con tapa hasta la mitad
  4. Agrega el aceite de oliva hasta llenar la otra mitad del frasco
  5. Si quieres darle un extra de suavidad puedes agregar unas gotas de aceite de almendras
  6. Tapa y agita cada frasco 
  7. Aplica la ampolleta generosamente en el cuero cabelludo, masajeando suavemente.
  8. Distribuye el resto del producto por las puntas del cabello 
  9. Deja actuar por 15 minutos
Ampolleta para el crecimiento del cabello
Aplica una ampolleta diaria durante 7 días
Foto: Freepik

Resultados asombrosos en una semana

Deja de gastar en costosos productos para cada problema capilar y mejor prueba esta receta y dile adiós a las preocupaciones de tu cabeza. ¿Qué obtienes? Un cabello más largo, fuerte y con un brillo envidiable. Además, olvídate de la caspa y pelos tirados por todos lados.