Rejuvenecimiento facial

Mascarilla hecha en casa con huevo y miel para lucir de 30 a los 50 en un mes

¡Aprende a hacer una mascarilla con solo 2 ingredientes de cocina para rejuvenecer el rostro a los 50!
viernes, 5 de enero de 2024 · 20:00

La mascarilla de huevo y miel es un gran remedio casero para rejuvenecer la piel, pues se cree que estos ingredientes de cocina juntos puedes hacer que te veas como de 30 a los 50. Por lo que nosotros te queremos enseñar a preparar una en casa y que así goces de todos sus beneficios.

¿Cuáles son los beneficios del huevo y miel?

  • Huevo (clara)

La clara de huevo es rica en proteínas y ayuda a tensar la piel, proporcionando un efecto lifting temporal, que mejora la apariencia de las arrugas y hace que te veas como de 30 a los 50. También puede reducir el exceso de grasa en el rostro.

  • Miel

La miel es conocida por sus propiedades antibacterianas y humectantes. Ayuda a mantener la piel hidratada, suaviza la textura y puede proporcionar beneficios antioxidantes, que contribuyen a eliminar arrugas o líneas de expresión.

Mascarilla para lucir de 30 a los 50
Mascarilla para lucir de 30 a los 50. Foto: Archivo

¿Cómo hacer una mascarilla con huevo y miel para lucir de 30 a los 50?

Ingredientes:

  • 1 clara de huevo.

  • 1 cucharada de miel (preferiblemente miel cruda y orgánica).

Instrucciones:

  1. Separa la clara de huevo de la yema y colócala en un tazón.
  2. Agrega una cucharada de miel a la clara de huevo y mezcla bien hasta obtener una consistencia uniforme.
  3. Limpia tu rostro con agua tibia para abrir los poros.
  4. Aplica la mascarilla en tu rostro, evitando la zona de los ojos y la boca.
  5. Deja que actúe durante unos 15-20 minutos o hasta que se seque.
  6. Lava con agua tibia y jabón o puedes usar un paño suave para ayudar en el proceso.
  7. Finalizan, usando tu crema hidratante habitual y protector solar.
Rejuvenecer a los 50
Rejuvenecer a los 50. Foto: Archivo

Recomendaciones:

Para lucir de 30 a los 50 y rejuvenecer o eliminar arrugas del rostro, es importante ser constante en el uso de esta mascarilla hecha en casa con huevo y miel, así que recomendamos que la utilices entre dos o tres veces a la semana. Pero recuerda que antes de hacerlo, tienes que realizar una prueba de alergia para evitar daños cutáneos.