Jardinería

Truco casero para cambiar tus rosas y plantas de cualquier color fácilmente

Conoce el método más fácil de hay para cambiar el color de tus plantas
viernes, 19 de abril de 2024 · 17:00

¿Alguna vez has querido cambiar el color de tus plantas? Bueno, pues aquí te vamos a enseñar dos formas muy sencillas de hacerlo. Una de ellas te va a dejar con los ojos abiertos después de que la pongas a prueba. Así que prepárate para pintar de colores toda tu casa o jardín.

¿Cómo cambiar de color una planta?

Ingredientes:

  • Plantas o rosas blancas.
  • Agua.
  • Pintura vegetal o para teñir ropa del color de tu preferencia.

Método #1

  1. Mezcla una cucharada de la pintura vegetal en un vaso de 300 mililitros de agua.
  2. Baste muy bien hasta que ya no queden grumos.
  3. Aplica una cucharada de esa pintura al sustrato de tu planta y dos cucharadas si es un amaño muy grade.
  4. Hazlo una vez cada quince días para ver como la plana comienza a cambiar de color paulatinamente.
Cambiar el color de las plantas
Cambiar el color de las plantas. Foto: Archivo

Método #2

  1. Otra manera en la que puedes cambiar el color de las plantas o rosas es la de por esqueje. Para ello, debes cortar un esqueje de tu rosal blanco o especie a tratar.
  2. Luego prepara la mezcla, al igual que en el método anterior, tendrás que mezclar media cucharadita de la pintura vegetal y revolver en 300 mililitros de agua.
  3. Después, tendrás que sumergir los esquejes en el agua y dejar reposar por una noche.
  4. A otro día, trasplanta en tierra la planta y dale un abono orgánico, como el de cáscara de plátano.
Corona de Cristo
Corona de Cristo. Foto: Archivo

Recomendaciones:

-No recomendamos usar plantas que no sean blancas, porque si son de otro tono no absorben adecuadamente la pintura vegetal.

- Asimismo, queremos recordarte que no todas las plantas se pueden teñir. Así que sé paciente con este método.

-Si quieres obtener éxito con este método, sugerimos que escojas una planta sana y joven. Asimismo, puedes intentarlo con varios esquejes, pues solo algunos podrán cambiar de color exitosamente.