Jardinería

¿Cómo cambiar el color de tus suculentas para tener plantas moradas?

Así de fácil y sencillo puedes cambiar el color de tus suculentas.
viernes, 17 de mayo de 2024 · 17:12

Las suculentas son plantas que, debido a sus fáciles cuidados y a su pequeño tamaño, son perfectas para decorar y tener en el hogar. Se pueden utilizar en cualquier ambiente, ya sea tanto en el interior como en el exterior de las viviendas; y son consideradas como amuletos, según el Feng Shui para atraer cosas buenas.

 Estas plantas tienen la característica de cambiar su color, lo que le suma un plus a la hora de decorar o tener muchas variedades de suculentas. En esta nota te enseñaremos como debes hacer para cambiar el color de tus suculentas y tener plantas moradas.

Pon tus suculentas moradas con este truco. Foto: Freepik.

¿Cómo cambiar el color de las suculentas?

Lo que debes tener en cuenta para cambiar el color de las suculentas de verde a morado es que debes estresarlas. La planta mantiene un color verde porque está cómoda y cuidada, pero si alteramos esto y la estresamos, podemos lograr que cambie su color fácilmente y de forma natural.

Generar estrés en la suculenta no afectará su desarrollo y te permitirá ver esa tonalidad morada super llamativa y novedosa. Para que esto ocurra, solo debes cambiar de ubicación tu suculenta. Generalmente, estas plantas suelen estar expuestas a la claridad del sol, y por eso mantienen un color verde.

Si quieres que tu suculenta se vea morada, debes ubicarla en algún espacio poco iluminado y donde no reciba luz solar directa. Puedes dejar la suculenta en este sitio de tres a siete días como máximo para evitar que tu planta se dañe. Una vez pasado el tiempo, coloca tu suculenta de vuelta en el lugar habitual y disfruta de su tonalidad morada.

Tus suculentas quedarán moradas si las cambias de lugar. Foto: Unsplash.

Cuidados esenciales para suculentas

  • Luz adecuada: necesitan luz de forma indirecta.
  • Riego moderado: no riegues en exceso ya que sus raíces se pudrirán. Solo riega ante un sustrato seco.
  • Sustrato bien drenado: incorpora arena para mejorar el drenaje.
  • Temperatura adecuada:  entre 20-30°C. Cúbrelas ante heladas y temperaturas extremas.
  • Fertilización moderada: incorpora fertilizantes durante la primavera o el verano, y suspende el abono en invierno.
  • Replantación: cambia las suculentas de maceta cada dos años.
  • Protección de plagas: verifica cada tanto que las plantas no contengan cochinillas o pulgones.

Con estos consejos podrás tener tus suculentas perfectas, además, podrás cambiar su color de forma natural y sin productos químicos.