Jardinería

Aplica este ingrediente de cocina a tu Anturio para evitar que el sol lo marchite

¡Te compartimos los mejores tips de jardinería para evitar que tu Anthurium se queme con este calor!
martes, 21 de mayo de 2024 · 18:01

¡Ten cuidado! El sol y la nueva ola de calor podrían quemar y marchitar tus plantas. Si quieres evitar que tu Anturio se muera, debes leer el siguiente texto con atención, porque te enseñaremos varios tips de jardinería que te ayudarán a revivirla y te enserarán como evitar futuras quemaduras.

¿Qué hacer cuando un Anturio se quema por el sol?

  1. Lo primero que debes hacer al notar que tu Anturio se ha quemado por el sol es moverlo de lugar. Ponlo en un sitio en el que no lo toque directamente la radiación solar.
  2. Después debes cortar las hojas amarillas o las que estén quemadas.
  3. Riega con ayuda de un pulverizador o un aspersor desde las flores hasta la raíz.
Anturio en época de calor
Anturio en época de calor. Foto: Archivo

¿Cómo revivir un Anturio quemado por el sol?

  • Ahora, para revivir tu Anturio luego de haberse quemado por el sol, tenemos que ayudarlo a hidratarlo o revitalizarlo, ¿cómo?, aquí abajo te lo explico:
  • Haremos cubitos de hielo de té verde, y le daremos uno al día a nuestra planta. Asimismo, la hidrataremos diariamente con un aspersor.
  • Y, por último, tallaremos delicadamente sus hojas y flores con aloe vera, esto les ayudará a regenerarse después de las quemaduras.
Proteger el Anturio en época de calor
Proteger el Anturio en época de calor. Foto: Archivo

¿Cómo cuidar las plantas en tiempo de calor?

Primero cambia su posición, como lo habíamos mencionado anteriormente, colócalo en un lugar en el que no esté expuesta directamente a los rayos del sol. En caso de tener un jardín o un cultivo en la azotea, usa telas especiales para el filtrado de la luz. Evita exponerlas en horarios en los que los rayos UV son dañinos como de 10 am a 17 pm.

En época de calor también es necesario que hidrates tus plantas diariamente, en especial si son especies tropicales como la Cuna de Moisés, el Anturio y la orquídea que aman los ambientes húmedos más que los secos.