EN PORTADA

Luis Gerardo Méndez y la magia de otras vidas

Luis Gerardo Méndez ha conquistado la pantalla con un sinfín de personajes icónicos, hoy también lo hace detrás de cámaras, y con historias que marcaron a México.
jueves, 23 de mayo de 2024 · 08:34

El actor mexicano ha consolidado una exitosa trayectoria en la pantalla con entrañables proyectos como Nosotros los Nobles, Club de Cuervos, Belascoarán, Bandidos, entre otros, y desde que tenía 16 años supo con certeza que este era su camino, “en la preparatoria, en el taller de actuación”, recordó. Y hoy nos habla sobre el momento en el que se encuentra como actor, productor y el reto actoral de darle vida a Mario Bezares en ¿Quién lo mató? de Amazon Prime.

¿Cuál ha sido el reto más grande al que te has enfrentado en estos años de carrera?

Empezar a producir. Cuando abrí mi casa productora en la pandemia, que se llama Cine Vaquero, y empezamos a desarrollar nuestros proyectos. El primero es una película que hice con Netflix que se llama Technoboys, que se estrenará en algún momento este año, y ahora estoy filmando Mentiras, que es un proyecto también con Amazon Prime. Creo que eso ha sido de lo más complejo que me ha tocado hacer, estar enfrente y atrás de la cámara al mismo tiempo, pues sí requiere de un nivel de concentración muy particular, pero lo he disfrutado mucho también. 

¿Qué es lo que más disfrutas de estar detrás de cámaras?

Llevo casi más de 20 años actuando, y empecé a tener esta inquietud hace algunos años de contar las historias que me parecían importantes, y creo que esa es la posibilidad que te da tener una casa productora y tú poder generar tus propios proyectos. Eso es algo de lo que me siento muy agradecido y afortunado, porque sí, no es tan fácil, también viene acompañado de una gran responsabilidad y de armar equipos sólidos, de buscar a la gente más talentosa para cada proyecto, y eso siempre es muy emocionante, pero también tiene un desgaste muy distinto.

Luis Gerardo Méndez
Luis Gerardo Méndez. Foto: José Indart

¿Qué piensas que nos hace falta ver en pantalla?

Algo de lo que me gusta de estrenar ahora esta serie, que se llama ¿Quién lo mató?, que se estrena el 24 de mayo, es justamente que estamos empezando a contar nuestras historias. En Estados Unidos, en Hollywood, están y estamos, muy acostumbrados a consumir todas estas historias de escándalos mediáticos muy importantes como el de O.J. Simpson o el de Monica Lewinsky y Bill Clinton, estos casos que son muy relevantes para la cultura y para entender el panorama sociocultural, económico de un país. Y en ese sentido, ¿Quién lo mató? es eso. Es uno de estos esfuerzos por contar una historia que es muy relevante hoy porque nos ayuda a entender cómo era la televisión en los 90 en México, que consumíamos todos los días a la hora de la comida. 

¿Qué fue lo más desafiante de tocar esta historia?

Paco Stanley era un tipo muy carismático, muy querido, con un sentido del humor muy particular, muy encantador, pero revisitando esa comedia, 25 años después, pues te das cuenta de que era un humor muy misógino, homofóbico, abusivo, pero en ese momento nos daba risa porque eso es lo que estaba no sólo permitido, sino celebrado, de alguna manera. Por eso esta serie es tan relevante, porque nos ayuda a entender cómo hemos cambiado, cómo era el sistema de justicia en ese momento, que en realidad ese, por ejemplo, no ha cambiado tanto. Va más allá de los personajes, la coyuntura política y mediática del caso es brutal, creo que ha habido pocos casos en México que hayan tenido ese nivel de impacto en la gente. Lo decía muy bien Beto Hinojosa, el director de la serie, hace unos días, después de ese caso empezamos a perder la capacidad de asombro como mexicanos, ¿cómo fue posible que a plena luz del día asesinaran a la figura más reconocible de la televisión mexicana de ese momento, en un restaurante súper conocido? Ahora escuchamos de pronto historias terribles y ya no nos sorprenden como antes porque la piel se nos va haciendo gruesa, desafortunadamente, y creo que por eso es importante revisitar estas historias.

¿Cómo fue para ti darle vida a Mario Bezares?

Trato de abordar con mucho rigor cualquier personaje que hago, pero al ser un personaje tan público y que aún vive, creo que sí hay una aproximación con mucho respeto en el sentido de hacer una investigación lo más exhaustiva posible. Te puedo contar que vi todas las entrevistas que hay de este personaje en YouTube, que hay muchísimas, leí los libros sobre el caso, reportes de la fiscalía, de la PGR, reportes de la DEA. Había que leer muchísima información para entender qué fue realmente lo que pasó y para construir un personaje, no solamente lo puedes construir a partir de lo que ese personaje dice que es. También hay que saber lo que los otros personajes dicen, a partir de las opiniones de los demás, de cómo te ve el otro, de los silencios en las entrevistas, de las cosas que no se dicen. Hay muchas sutilezas ahí y creo que, pues, ese es el trabajo del actor de alguna manera, volverse el detective de la historia de tu propio personaje. Siempre desde un lugar de mucha empatía y de tratar de habitar muy bien esos zapatos y ese dolor. Más allá de cómo baila, de la gestualidad que tiene, que es muy reconocible, porque crecimos viendo los programas de televisión, es cómo se siente que asesinen a tu mejor amigo, tu socio, a plena luz del día, y que después te culpen y que te manden a la cárcel y que se haga un circo mediático alrededor de tu vida.

Luis Gerardo Méndez
Luis Gerardo Méndez. Foto: José Indart

¿Hay algo en especial que te dejará este personaje?

Como actores vamos viviendo muchas vidas, los aprendizajes de los personajes se te quedan. Me quedé con cosas muy luminosas y muy lindas, como poder recrear esos programas de televisión. Yo llegaba de la escuela, comía con mi mamá, mi papá y mi hermano, y después veíamos este programa. De alguna manera, esos programas fueron fundamentales en lo que nosotros entendíamos como comedia, y poder 25 años después estar en un foro recreando esos momentos con una orquesta en vivo, con público en vivo, con mis compañeros actores que son extraordinarios. Ya no estábamos haciendo la serie, estábamos haciendo estos programas, estábamos viviendo esa realidad. Y pues eso es fascinante, poder recrear estos momentos históricos es de las cosas más interesantes que te pueden pasar como actor. Recrear esta entrevista de Jacobo Zabludovsky a Mario después de venir del funeral de su amigo. Que son entrevistas dolorosísimas de ver, poder recrear eso milimétricamente, dónde está puesta la cámara, cuál es la ropa que está usando el personaje... Poder hacer un trabajo tan clínico es muy interesante.

¿Hay algún proyecto o género en el que quieras ahondar más?

Ahorita quiero explorar el género de las vacaciones (risas). Dirigí mi primera película que es Technoboys, a la par que estábamos desarrollando Mentiras, a la par que estamos estrenando ¿Quién lo mató?, entonces, sí espero poder priorizar, pues la vida también

¿Cuál es tu mejor consejo para que alguien cumpla sus sueños?

Hay que ser muy terco, hay que levantarse muy temprano y acostarse muy tarde y hacer todo el trabajo que está en las manos de uno, pero no es tan fácil. También soy muy consciente del privilegio que tuve, de crecer en una familia que me pudiera dar una educación, y que me pusiera en una escuela donde había taller de teatro, eso fue lo que me permitió conectar con el arte y con la cultura desde muy joven y poder a una edad muy temprana decir esto es lo que quiero hacer de mi vida. Hay mucha gente que no tiene esa posibilidad. También es ser muy conscientes del privilegio que tenemos, de tratar de compartirlo y que esas brechas sean cada vez más cortas para que todos tengamos las mismas oportunidades. 

Luis Gerardo méndez
Luis Gerardo Méndez. Foto: José Indart

MÁS DE LUIS GERARDO

Luis Gerardo en tres palabras:

  • “Neurótico, apasionado y divertido”.

Tu comida favorita: 

  • “La mexicana, sin duda”. 

Un recuerdo que te haga feliz:

  • “Cada vez que estoy en la playa. Yo soy piscis típico y a mí el mar me hace muy feliz”. 

En qué momento te encuentras:

  • “Estoy muy contento, estoy muy agradecido, estoy muy emocionado con el estreno de esta serie, y ahora que estamos filmando Mentiras, que es un proyecto que me tardé cinco años en desarrollar con Amazon Prime".