Belleza

Crema antienvejecimiento para reparar pieles maduras, secas, agrietadas y con arrugas fácilmente

Haz la crema casera más potente que puedes hacer para reparar pieles maduras, secas y con arrugas
miércoles, 5 de julio de 2023 · 03:00

Para reparar pieles maduras, secas, agrietadas y con arrugas debes usar esta sencilla crema antienvejecimiento. Está hecha con ingredientes naturales y es muy sencilla de hacer, solo tienes que continuar leyendo para conocer todos los detalles.

Conoce los beneficios de la miel para la piel

La miel es un ingrediente maravilloso para el cuidado de la piel debido a sus propiedades hidratantes, antioxidantes y antibacterianas. Aquí te presentamos algunos de los beneficios clave de la miel para la piel:

  • Hidratación profunda

Del mismo modo es un humectante natural que ayuda a retener la humedad en la piel, manteniéndola hidratada y suave. Esto es especialmente mejorado para las pieles maduras y secas que tienden a perder su elasticidad.

  • Acción antioxidante

También contiene antioxidantes que combaten los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Estos antioxidantes ayudan a proteger la piel de los daños causados por el sol y otros factores ambientales.

  • Propiedades reparadoras

Asimismo, posee propiedades regenerativas que ayudan a reparar la piel dañada, reducir la apariencia de arrugas y promover la producción de colágeno. Esto contribuye a una dermis más firme y joven, sobre todo cuando hablamos de cutis maduros.

Conoce los beneficios de la miel sobre la piel
Conoce los beneficios de la miel sobre la piel. Foto: Archivo

 

¿Cómo hacer una crema antienvejecimiento para piel madura, seca y con arrugas?

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel cruda
  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 1 cucharada de aceite de almendras.
crema antienvejecimiento para pieles maduras
Crema antienvejecimiento casera. Foto: Archivo

Instrucciones:

  1. En un recipiente resistente al calor, derrite la manteca de karité a baño maría hasta que se vuelva líquida.
  2. Agrega la miel y el aceite de almendras a la manteca de karité derretida y mezcla bien todos los ingredientes.
  3. Deja que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente y luego colócala en el refrigerador durante aproximadamente 1 hora para que se solidifique.
  4. Una vez que la crema haya adquirido una textura suave y cremosa, retírala del refrigerador.
  5. Aplica la crema sobre la piel limpia y seca, realizando suaves masajes circulares hasta que se absorba por completo.

Utiliza esta crema antienvejecimiento todas las noches antes de dormir y por la mañana después de limpiar tu rostro para reparar el cutis maduro, seco, agrietado o con arrugas. Pero antes de hacerlo no olvides realizar una prueba de alergia para descartar daños o lesiones en la cara.