Aclarar la piel

Miel para la cara: Así debes aplicarla para rejuvenecer el rostro y aclarar la piel o manchas

Luce un rostro como de porcelana y rejuvenece en poco tiempo, aprovechando los beneficios de la miel
domingo, 24 de marzo de 2024 · 08:00

La miel también se puede usar en la cara, no solo es un ingrediente de cocina con el que podemos endulzar nuestros alimentos, del mismo modo, podemos aprovechar sus beneficios para aclarar el rostro, rejuvenecerlo y eliminar manchas. Utilizarla es muy sencillo, aquí abajo te contamos paso a paso cómo hacerlo y todos los que puede hacer por tu belleza.

¿Cómo se utiliza la miel en la cara?

  • Mezcla una cucharada de miel con una cucharada de gel de aloe vera o aceite de coco.
  • Luego calienta la mezcla por unos 5 segundo en el microondas.
  • Espera a que esté a temperatura ambiente y aplica sobre el rostro limpio y sin maquillaje para rejuvenecerlo.
  • Permite que repose por unos 20 minutos y luego remueve con agua tibia y jabón para aclarar la piel y manchas.
  • Para ver resultados positivos o más intensos, usa esta mascarilla con miel sobre la cara dos o tres veces a la semana. Pero antes, cerciórate de que no te cause alguna reacción alérgica. 
Usa la miel para rejuvenecer la cara
Usa la miel para rejuvenecer la cara. Foto: Archivo

¿Qué hace la miel en la cara?

  1. La miel tiene un sinfín de beneficios para la cara. Es fuente de aminoácidos y vitaminas como la A, B y C, que son antioxidantes que luchan contra el envejecimiento prematuro. Es decir que ayuda a eliminar manchas y arrugas de manera natural.
  2. También es un antiséptico curativo que estimula la producción de colágeno en la piel, por lo que mantiene el rostro tonificado y elástico, sin necesidad de recurrir a cirugías o inyecciones de toxina botulínica.
Aclarar el rostro con la miel
Aclarar el rostro con la miel. Foto: Archivo

¿Por qué la miel aclara la cara?

Se dice que la miel posee peróxido de hidrógeno, el cual remueve las impurezas de la piel y elimina las bacterias que la oscurecen, dejando el cutis más claro y con apariencia a de porcelana. Además, facilita la cicatrización y la renovación celular, por lo que ayuda a rejuvenecer la cara y dejarla sin manchas ni arrugas.