Jardinería

¿Cómo cuidar la planta ave del paraíso para que tenga hojas gigantes?

Sigue estos consejos para que tu planta crezca sana y fuerte.
lunes, 6 de mayo de 2024 · 12:00

La Strelitzia o también conocida como ave del paraíso, es una especie herbácea originaria de Sudáfrica. Esta planta se utiliza mucho en los hogares como decoración por la forma peculiar de su flor. Es una planta muy llamativa que necesita de ciertos cuidados para que se desarrolle correctamente.

Esta planta necesita tener un cierto grado de luz, humedad, riego, poda, y fertilizantes, entre otros. De esta manera, el ave del paraíso crecerá sana, fuerte y tendrá hojas gigantes. Este ejemplar llama mucho la atención y resulta muy atractiva por su floración, la cual es similar al plumaje de un pájaro tropical en colores morados, naranjas y azules.

Haz que tu ave del paraíso tenga hojas gigantes. Fuente: Pexels.

¿Cuáles son los cuidados que requiere el ave de paraíso?

1. La temperatura

Esta planta procede de África y necesita calor, por lo que lo ideal es mantenerla en temperaturas entre los 12ºC y 25ºC. A medida que la temperatura es mayor, se aumentará el proceso de floración. Un dato a tener en cuenta es que no debemos exponerla a temperaturas inferiores a cinco grados. 

2. El suelo

El ave de paraíso requiere un sustrato con un pH de 7,5. Además, debe tener un buen drenaje y una gran cantidad de nutrientes para su crecimiento. 

3. La luz

Esta planta necesita por lo menos cuatro horas diarias del sol, sobre todo en épocas de bajas temperaturas. Si la zona donde vivimos es de calor y tenemos un clima con temperaturas muy altas, debemos ponerla en una semisombra.

Esta planta necesita mucha iluminación. Foro: Pexels.

4. El riego y la humedad

Si la tenemos dentro del hogar, necesita una humedad en torno al 70%. Para ello podemos pulverizar sus hojas o colocar un plato con agua debajo. En cuanto al riego, el ave de paraíso necesita agua, pero no tolera los encharcamientos. En los meses de calor, debemos mantener el sustrato mínimamente húmedo.

5. El trasplante

Este ejemplar presenta raíces de crecimiento vigoroso. Si la tenemos en maceta, debemos trasplantarla de forma anual hasta que haya cumplido cinco años. De esta manera tendrá mayor espacio para crecer. Debemos tener cuidado con el sustrato mediante el traspaso, enriqueciendo la tierra con humus de lombriz.

Cambia la maceta de forma anual. Fuente: Unsplash.

6. El abonado

Durante la primavera y a medida que se aumenta el  riego, se debe aplicar abonos específicos para aportar nutrientes y favorecer a su floración. Se debe abonar antes de la formación de las flores y cada 15 días hasta la llegada del otoño.

7. Las plagas y enfermedades,

El  Ave del Paraíso debe evitar los encharcamiento ya que favorece la aparición de hongos. También afecta a esta planta insectos como los ácaros y los pulgones. Cuando la planta se encuentra afectada por una plaga sus hojas se rizan o crecen deformadas. Aplica un insecticida acaricida ecológico para combatirlas.

Controla las plagas y hongos. Fuente: archivo.

Sigue estos consejos y podrás cuidar de manera correcta tu Ave del Paraíso. Tu planta lucirá sana, fuerte, llena de vitalidad y tendrá unas hojas gigantes, además de desplegar una gran floración. Con estos consejos no deberás volver a preocuparte por tu planta.