Tips del hogar

¿Cómo blanquear las almohadas con limón? (FÁCIL Y RÁPIDO)

¡No tires tus almohadas! Quítales el color amarillo y blanquéalas con limón.
jueves, 4 de agosto de 2022 · 15:03

Haz que tu cama luzca impecable y renueva tus almohadas con el mejor truco casero para blanquearlas y quitarles el color amarillo que tanto te desagrada. ¿Cómo? Es muy fácil, sólo necesitas de la ayuda del limón para devolverle su color blanco y su apariencia súper limpia; aquí te contamos el paso a paso de lo que tienes que hacer para que tus almohadas luzcan como nuevas.

Con el paso de los años, y muchas veces sin darnos cuenta, las almohadas de la cama se tornan de un color que las hace ver feas y poco higiénicas. Con el uso, van perdiendo ese color blanco que tanto nos encanta y una vez que las vemos viejas, se nos hace más fácil tirarlas que lavarlas. Para que te ahorres un dinero, mejor aplica un remedio casero que sirve para quitarle a las almohadas lo percudido y las manchas difíciles.

Lee también: 5 maneras de aprovechar las cáscaras de fruta en la limpieza del hogar y mejorar tu salud

¿Cada cuánto tiempo se cambian las almohadas?

Almohada. Foto: Freepik

Expertos en el tema señalan que lo mejor es cambiar de almohada cada 2 años, esto porque los materiales se deterioran (lo que provoca que se deforme) y por cuestiones de higiene, ya que se acumula suciedad.

¿Cada cuánto se lavan las almohadas?

¿Sabías que debes cambiar cada 2 años tus almohadas? Foto: Freepik

Las almohadas se deben lavar entre 2 y 3 veces al año, aunque la frecuencia depende de cada persona y de que también cambie frecuénteme las fundas y ropa de cama. Los expertos en salud señalan que limpies tus almohadas cada 3 a 6 meses para evitar la proliferación de bacterias.

Lee también: ¿Cada cuánto tiempo se deben lavar las sábanas, almohadas, edredón y ropa de cama?

¿Cómo lavar almohadas?

Blanquea tus almohadas con limón. Foto: Freepik

Si quieres quitar el tono amarillento a las almohadas, haz lo siguiente:

  1. Usa el jugo de un limón.
  2. Media cucharada de bicarbonato.
  3. Dos cucharadas de maicena.
  4. Un puño de detergente en polvo (color blanco).
  5. 2 litros de agua tibia.
  6. Un recipiente grande (del tamaño de tu almohada).
Limón. Foto: Freepik

Lo primero que tienes que hacer es calentar el agua hasta que esté tibia; posteriormente, vacía el agua en un recipiente grande; agrega el detergente, la maicena y mezcla; después, añade el jugo de limón y el bicarbonato; introduce la almohadas y deja que repose en el agua durante 10 minutos; transcurrido este tiempo, comienza a frotar en los lugares que esté más sucia o amarilla: deja 10 minutos más en el agua y enjuaga con agua fría.

Tus almohadas amarillas ahora lucirán blancas y limpias. El limón en un blanqueador natural que retira manchas en poco minutos. ¡Pruébalo! Tu cama lucirá muy bonita.

Otras Noticias